Nueva añada e imagen de Cepas Viejas

Este vino, emblemático de la bodega berciana Dominio de Tares, estrena añada 2007 y renueva su imagen de marca.

El grupo Dominio de Tares acaba de lanzar al mercado la nueva añada 2007 del vino Cepas Viejas, que coincide con la presentación de su restyling de imagen.

Respecto a la anterior añada, la nueva se caracteriza por aportar un golpe de fruta madura y elegancia a su estructura. También, delicadeza, equilibrio y mineralidad, característica de El Bierzo y una excitante acidez que hacen de Cepas Viejas un vino perfecto en boca.

Este cambio de cosecha coincide con una nueva presentación de imagen, a cargo del prestigioso estudio de Marta Lojo, reconocida por su trabajo con las bodegas más exclusivas del país. La actual vitola y etiqueta transmiten sobriedad, a la par que elegancia, manteniendo su identidad, fundamental para que nuestros consumidores sigan reconociendo uno de nuestros caldos más mimados. En definitiva, un diseño único para un vino único.

El nombre del vino, Cepas Viejas, describe su origen y antigüedad, al proceder de viñedos de más de 60 años que crecen en terrazas y laderas sobre suelos de grava y pizarra férrica. En fase visual destaca su color picota de capa alta. En nariz resaltan sus aromas a cuero, frutas del bosque en confitura, con leve matiz balsámico, que recuerda al regaliz negro. Resulta untoso en boca, especiado y con sabor a cacao, reminiscente de fruta negra bañada en chocolate y regaliz.